GAFAS HAWKERS: O cómo alcanzar el éxito con las redes sociales

¿Quién no conoce a día de hoy la marca de gafas Hawkers?

Sí, me refiero a esas de colores que están tan de moda y que además son baratas, seguro que algún amigo tuyo ya las tiene.

Pues bien, esas gafas no pertenecen a algún grupo norteamericano o europeo de diseño y forrado de dinero. No, al contrario, esas gafas son producto de cuatro jóvenes socios españoles que dominaban un poco el sector online.

Hawkers, muchos modelos y colores
Hawkers, muchos modelos y colores

Los orígenes:

Álex, Iñaki, Pablo, y David. Ellos son los responsables de éste éxito. Cuatro jóvenes que invirtiendo su tiempo y dinero en la red social Facebook han facturado ya más de 15 millones de euros, y han vendido más de medio millón de gafas en todo el planeta.

Empezaron distribuyendo en Europa la también famosa marca de gafas Knockaround, con diseños californianos. En España no se vendían, así que decidieron probar. Con 300 euros compraron 27 gafas y las revendieron más caras. Con eso hicieron pedidos más grandes.

Se dedicaron a ir por las discotecas levantinas ofreciendo sus gafas a chicas guapas y haciendo fotos para colgarlas en Facebook, ellos sabían que nada vende mejor que una chica joven y guapa. Las fotos se multiplicaron, y el boca a boca también…

Al mismo tiempo, se hicieron con un cupón de 50 dólares para Facebook Ads, el sistema de publicidad de Facebook y enseguida les empezó a ir bien. Decidieron invertir todo lo que ganaban en comprar más gafas y hacer más publicidad.

Las gafas americanas Knockaround fueron un éxito durante un año.

La idea:

¿Y por qué no hacer nuestras propias gafas?. Eso es lo que se preguntaron allá por 2013. Una marca propia, con gafas de moda, con un precio atractivo, que estuvieran a la venta sólo a través de internet (eliminando intermediarios), y donde aplicarían el método que tanto éxito habían tenido previamente con Knockaround.

Hay que recordar que la crisis en ese año golpeaba duro a España, sigue haciéndolo, y que no podían vender gafas a 140 euros como Ray Ban o Carrera o incluso Oakley. Debían seguir el patrón de Knockaround, y tratar de ofrecer máxima calidad y diseño rompedor a un precio atractivo para jóvenes en tiempos de crisis.

La solución obviamente apuntaba a Asia, hacia China mas concretamente, dónde varias fábricas escogidas personalmente por ellos producen las coloridas Hawkers.

El éxito no es casual, hay que echarle cara a la vida, y éstos jóvenes alicantinos pronto ofrecieron su producto a caras reconocidas como Paula Echevarría y Jorge Lorenzo.

Paula Echevarria luciendo varios modelos Hawkers
Paula Echevarria luciendo varios modelos Hawkers

El desarrollo:

Una vez que se aseguraron la externalización  y el bajo coste de su producción industrial se centraron en lo que a ellos les gusta de verdad, crear y vender.

Para crear compraron una impresora 3D donde desarrollan los distintos modelos, y para vender simplemente abrieron una cuenta en Shopify, algo así como el WordPress del comercio electrónico.

Fácil, barato, sin lujos ni costosas campañas de marketing. Una web austera, donde solo muestran el diseño de sus gafas, el precio, y el enlace para “comprar”.

Facebook y su gran importancia en la marca:

Aprovecharon sus conocimientos en ingeniería informática y la experiencia adquirida meses atrás con la otra marca para volcarse en redes sociales, sobre todo en una: Facebook. Aunque hay que destacar que en Instagram hay mas de 40.000 fotografías con la etiqueta #hawkers.

Utilizaron a esos famosos a los que convencieron para lucir sus gafas y sumaron la misma estrategia de gente guapa y fotos cuidadas.

Pasaron a invertir cientos de euros, miles, en publicidad en Facebook, y a cuidar su muro y sus publicaciones con varios Community Managers que se esfuerzan en resolver dudas y contestar diariamente a los visitantes que preguntan y a las reclamaciones que se formulan. El trato es exquisito, siempre hay respuesta, y si no la hay a través de su muro te enlazan con su correo de reclamaciones y dudas para darte seguimiento personalizado fuera de la vista de las demás personas.

Hay promociones, publicaciones frecuentes, cuidadas fotografías, e información sobre eventos patrocinados por ellos.

Su política es agresiva, a día de hoy invierten 10.000 euros diarios en publicidad en la red, pero con ello logran 15 millones de visualizaciones, una barbaridad.

La otra gran clave es el retargeting, una técnica que consiste en insertar un pixel o cookie a la persona que visita tu web y, en caso de no comprar, mostrar anuncios allá donde vaya para recordarte contantemente tu producto. En otras palabras: perseguirte por internet.

Incluso la empresa de Mark Zuckerberg invitó a los chicos a su sede de Menlo Park (California) para que explicase ante sus ingenieros su modo de trabajar.

El producto:

Pues bién, y ¿cómo son las famosas gafas?. Las gafas hechas en China son buenas, bonitas y baratas. Con un precio medio de 25-30 euros, llegan a todos los públicos, las lentes han pasado los estandares de calidad de Europa, Asia y Estados Unidos.

Destacan sus lentes polarizadas, de llamativos colores, y la ligereza de sus monturas. No engañan a nadie, no son productos de lujo, pero sí son un lujo de producto a ese precio. No utilizan materiales caros que sólo entorpecerían el acceso de la mayoría de ususarios encareciendo su coste y posterior venta.

El servicio postventa es bueno, eficaz, a veces hay retrasos con los pedidos debido a la gran demanda pero como ya he comentado si tienes cualquier duda o reclamación la gestionan rápidamente.

Elche, donde está su cuartel general, se ha convertido en la capital mundial de las gafas de diseño. Increíble.

Equipo Hawkers en su sede central en Elche, Alicante
Equipo Hawkers en su sede central en Elche, Alicante

El futuro:

Ya han rechazado ofertas, y aunque no descartan asociarse a una empresa o fondo “si aporta valor”, ahora su futuro pasa por tres vías:

  1. Expandirse a otros países (cuando aquí es invierno, en la otra mitad del planeta es verano, así que repiten estrategia en países como Australia, donde lo están rompiendo con una facturación a día de hoy de más de un millón de dólares).
  2. Vender online a tiendas físicas: “lo normal es ir a las tiendas a distribuir, pero lo haremos al revés: que vengan a nosotros y compren online”, según sus propias palabras. Está claro que tienen cogida la sartén por el mango.
  3. Ampliar su mercado de gafas Hawkers (este verano con nuevos materiales como el acetato), romper el mercado del calzado con las nuevas alpargatas de diseño Miss Hamptons (con las que han seguido el mismo proceso que con Hawkers), y poco a poco introducir las Wolf Noir, gafas de estética y comunicación más retro, parecidas a las clásicas de aviador americano y Wayfarer.

Hasta los mismísimos Angeles Lakers acaban de firmar un contrato con ellos para lucir sus gafas. Supongo que son el modelo a seguir por todos nosotros, ¿no creéis?.

¡Felicidades!

hawkers 3

 

 

 

Anuncios

12 comentarios sobre “GAFAS HAWKERS: O cómo alcanzar el éxito con las redes sociales”

  1. Muy bueno tu post. Yo estaba harta de ver las gafas, tanto en la calle como en blogs, pero no conocía el nombre de la marca ni mucho menos la historia tras ellas. De verdad, un contenido muy interesante en torno a la estrategia de marca en Facebook y, sobre todo, muy bien explicado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s