¿Quién está ahí? Guía nocturna, canalla, y fantasmal de Edimburgo

Una enorme nube oscura se cierne sobre el blogo, debo darme prisa en descender o la tormenta estallará sobre mí. El sol se está poniendo, la oscuridad gana terreno, sólo los relámpagos acercándose parecen iluminar el negro bosque que hay bajo mis pies.

De repente diviso una colina lo suficientemente alta y extensa donde poder tocar tierra. Colina desde donde se divisa una ciudad gris, de piedra, llena de torres acabadas en aguja, con cientos de chimeneas humeantes….

Se aprecian camposantos en mitad de esa ciudad, calles angostas y curvilíneas, un par de avenidas principales, y lo que parecen tabernas y pubs iluminados donde los lugareños corren a resguardarse de la tormenta. Al girar sobre mis pies todo cobra sentido, reconozco donde estoy, pensaba que me había perdido debido al fuerte viento y a la lluvia, pero ya puedo asegurar y celebrar que he llegado a mi destino previsto. El blogo ha tomado tierra en la Colina del Rey Arturo (Arthur’s Seat), y ante mí se alza iluminado e imponente el castillo que domina la ciudad asentado en lo que fue hace siglos la cima de un volcán.

Parece que ésta será una noche de perros en “La vieja humeante” o “Auld Reekie”.

Subida a la cima de Arthur´s Seat
Subida a la cima de Arthur´s Seat

Edimburgo:

Maria Estuardo vivió aquí arrastrando con ella intrigas políticas y crímenes de amor nunca resueltos. En la Edad Media miles de sospechosos de brujería fueron ahorcados o quemados en sus calles y dicen que todavía hoy, el eco de sus gritos resuena en la Old Town. Sí, Edimburgo es la ciudad de las leyendas y de los fantasmas, pero también es la urbe de los pubs, de los festivales de música, teatro y arte, y de los cafés que han inspirado entre otros a Walter Scott, Mary Shelley, o J.K.Rowling.

Edimburgo está dividida en dos zonas bien diferenciadas, la Old Town y la New Town.

  • El antiguo distrito es medieval, lleno de pasadizos y callejones, caótico, especial, único, parece que viajas al pasado en el tiempo. Las grandes atracciones de la ciudad están aquí: el castillo, el palacio de Holyrood, la famosa calle Royal Mile (la cual conecta a través de su milla el castillo y el palacio donde se aloja la Reina Madre en sus visitas a la ciudad), la catedral de St. Giles, el parlamento escocés, los jardines de Princess Street, el museo nacional escocés, la plaza de Grassmarket, la famosa iglesia Tron Kirk, la estación ferroviaria Waverley, la colina Calton Hill con su monumento al almirante Nelson, etc, etc.
Royal Mile y Catedral de St. Giles
Royal Mile y Catedral de St. Giles
Grassmarket y el castillo al fondo
Grassmarket y el castillo al fondo
  •  La New Town por su parte es todo orden, de estilo georgiano, refugio de clases acomodadas y casas señoriales. Queda separada del distrito antiguo por la súper transitada Princess street (calle comercial de la ciudad). Hay que destacar como grandes atracciones los pubs y restaurantes de Rose Street  (una calle peatonal llena de posibilidades para comer y divertirse), George street, la National Gallery (con obras de Rubens o Boticelli), el monumento erigido a Walter Scott (con 287 escalones y 60 metros de altura), y la cercanía al Jardín Botánico. Más allá de la New Town ya queda el precioso barrio de Dean Village, y el costero de Leith.
Rose Street y Monumento a Walter Scott
Rose Street y Monumento a Walter Scott
Edimburgo visto desde Calton Hill
Edimburgo visto desde Calton Hill

La ruta:

Son las 17:30 y la poca luz de este tormentoso día pronto desaparecerá, después de hacerme con un paraguas y una bufanda de tweed típico escocés comienzo la ruta bajo la lluvia.

Acompáñame si te atreves:

  • El Palacio de Holyrood está situado en uno de los dos extremos de la Royal Mile, en la parte mas baja de la ciudad, desde aquí será todo cuesta arriba. Fue aquí donde Lord Darnley asesinó a David Rizzio, el que se decía era amante de su esposa María Estuardo. Durante siglos, las manchas de sangre del suelo donde fue asesinado se han negado a desaparecer, atormentando y llenando de vergüenza y remordimientos al Lord y sus descendientes. De poco sirvieron los esfuerzos y los distintos métodos utilizados para eliminarlas. Nota: no olvides visitar la Abadía en ruinas que está a la espalda del palacio, casi siempre solitaria, donde notarás una sensación de paz muy especial.
Holyrood Palace
Holyrood Palace
  • Decido dar una vuelta por la Royal Mile y pasar a tomar un café caliente y un cupcake a Mimi´s Picnic Parlour. Simplemente te diré que es una visita obligada. Si te gusta el dulce éste es tu sitio. Como sólo hay tres o cuatro mesitas puedes llevarte los pasteles a casa (Take away service).
  • De camino al Castillo me encuentro con la entrada al famoso Mary King´s Close. Se trata de un acceso a los subterráneos de la ciudad. No se si lo sabes, pero muchas zonas del Edimburgo actual se levantan sobre las ruinas de la ciudad del siglo XVI y XVII. Debido a la peste varias partes de la ciudad fueron clausuradas dejando morir dentro de sus muros a muchos cientos de personas, hay quien dice que miles. Hace pocos años que algunas de esas zonas se han reabierto y acondicionado y hoy son recorrido turístico. Pues bien, durante dicho recorrido se visitan diferentes estancias en las que se mantenían con vida a duras penas los ciudadanos más pobres de Edimburgo, mientras esperaban a que la peste acabase con ellos. Tras visitar esos pasadizos subterráneos y casas de algunos de los habitantes de Mary King, tal vez tengas el gusto de conocer a Annie, una pequeña niña que llora desconsolada porque perdió su muñeca hace cientos de años. Muchos de los visitantes suelen llevarle muñecas, golosinas o juguetes para consolarla y que deje de vagar por los callejones.
Mary King´s close
Mary King´s close
  • Salgo un poco mareado de ahí abajo, con  sensación de ahogo, y me encuentro con el famoso Deacon Brodie´s Tavern. Cuenta la historia que Brodie era de día un respetado hombre de negocios, se codeaba con la burguesía, y se hizo famoso por crear puertas de seguridad y cerraduras para los hombres mas ricos de Edimburgo. Sin embargo por la noche este personaje se convertía en un ladrón que utilizaba llaves maestras para abrir esas mismas cerraduras que el había colocado. Además se aventuraba en sitios de dudosa reputación y abusaba de la bebida. Llegó a crear una banda de ladrones que atemorizó a la nobleza de la época. Finalmente fue arrestado y colgado. Esa doble vida inspiró la obra de Robert Louis Stevenson, El Extraño Caso del Doctor Jekyll y Mr Hyde.
Deacon Brodie´s tavern
Deacon Brodie´s tavern
  • ¿Has escuchado eso?, por un momento me ha parecido oír un leve sonido de gaita surgiendo del subsuelo de la Royal Mile. Seguramente sea el eco de algunos de los gaiteros que tocan en las calles de la ciudad para ganarse unas libras… O tal vez haya sido el fantasma de The Lone Piper.                      

Cuenta la leyenda que, unos siglos atrás, se descubrió que los antiguos defensores del Castillo habían excavado túneles subterráneos para conectarlo secretamente con otras partes de Edimburgo. Para saber adónde conducían esos pasajes, mandaron a un joven gaitero a explorar esos túneles mientras tocaba, para que desde la superficie pudieran conocer su localización. Así fue, hasta que la música cesó abruptamente. La búsqueda del joven no dio ningún resultado y jamás se le volvió a ver. Desde entonces, sin embargo, hay quien asegura oír el sonido de las gaitas, como un lamento, aflorando desde lo más profundo de la fortaleza, de los túneles donde el gaitero solitario quedó atrapado para siempre…

  • Con el escalofrío aún en el cuerpo me dirijo hacia la calle Victoria. No puedo describir la belleza de esta calle, las terrazas, la curva que une la Royal Mile con Grassmarket, los colores diferentes de las casas, su vida nocturna…. Me encuentro con unos amigos en el Pub Finnegans. Un típico bar irlandés donde cada noche los jóvenes y no tan jóvenes escuchan excelente música en directo y beben las pintas mas baratas de la ciudad.
Victoria street
Victoria street
  • Fuera ya es noche cerrada, son las 19:30, y aquí es hora de cenar. Pero antes bajaremos la calle Victoria y tomaremos una pinta de cerveza negra en la famosa plaza de Grassmarket. En Grassmarket se encuentran algunos de mis bares favoritos de la ciudad. Esta plaza se hizo famosa por ser dónde se colgaba a los condenados. Ahora hay una placa conmemorativa en el suelo y una antigua fuente de agua, de época medieval.

Elegimos entrar a The Last Drop (la última gota). The Last Drop fue construido con las piedras de una de las casas originales del siglo XVII, y toma su nombre de ese último trago que se le concedía al condenado antes de ser ahorcado. Allí, al parecer, murió una niña cuyo espíritu dicen haber sido visto por la bodega de la taberna. El haggis aquí si que puedo asegurar que está de muerte. Este plato es típico escocés, su aspecto es parecido a la carne picada, su sabor es parecido a la morcilla y va acompañado de puré de patatas y de salsa de whisky.

The Last Drop
The Last Drop
  • Otros dos pubs que hay que visitar en Grassmarket son “The White Hart Inn” y “Maggie Dickson”.

-Extrañas sombras, sonidos y golpes inexplicables, puertas que se abren y se cierran misteriosamente… Con esta actividad paranormal se divierten los traviesos fantasmas de uno de los pubs más antiguos de la capital: The White Hart Inn.

-El otro pub tiene el nombre de la famosa “medio ahorcada Maggie Dickson“. Después de que su marido la abandonara, en 1723 la joven Maggie comenzó una nueva vida en el pueblo de Kelso donde se quedó embarazada. En esa época para evitar escándalos ya que oficialmente seguía casada dio a luz de forma clandestina, el bebé no sobrevivió y la pobre intentó deshacerse del pequeño en el río. Pero la descubrieron a los pocos días y la llevaron presa a Edimburgo donde fue condenada a muerte.

Como la mayoría de ejecutados de la época, a la joven se la colgó públicamente en la horca, situada en Grassmarket. Tras certificar su muerte, se procedió a trasladar el cadáver al cementerio. Durante el trayecto y ante la sorpresa del cochero la mujer se levantó esquivando la muerte. Cómo ya había sido ejecutado el castigo quedó libre de cargos y desde entonces se la conoció como “la medio colgada Maggie”. Murió ya en avanzada edad.

Maggie Dickson
Maggie Dickson
  • La pinta y esas condenadas historias me han abierto el apetito. Es hora de darme un buen homenaje con mis amigos, y que mejor lugar en la ciudad que “The Witchery”.

Posiblemente sea el restaurante más bonito, romántico, y a la vez misterioso de Edimburgo. Se encuentra en la Royal Mile, pegado al castillo, en uno de los edificios más antiguos de la rocosa ciudad. En ese mismo emplazamiento se quemaba a las brujas y al parecer suceden cosas bastante extrañas, no solo en el restaurante sino en toda esa manzana. Pero aquí lo que da miedo de verdad es la calidad del marisco del lugar y la cuenta final. Un capricho, un lujo, una inolvidable velada en The Witchery.

The Witchery
The Witchery
  • Son las 22:00 y es hora de desinhibirse y visitar algunos de los sitios de moda de Esta ciudad universitaria. El ambiente nocturno y festivo de la ciudad es muy bueno durante toda la semana, con grupos de universitarios visitando los pubs y clubs de moda y disfrutando de la abundante oferta de música en directo.

¿Os apetece un cóctel?

Ponemos rumbo a Dragonfly, una de las coctelerías con mas encanto que podrás encontrar allí, y con una relación calidad-precio bastante buena. Subimos a la minúscula planta de arriba y nos acomodamos en uno de sus sofás vintage.  Ah, no olvides preguntar por su Happy hour.

Dejamos que los licores espirituosos hagan efecto…

Otra gran opción es Under the stairs, un restaurante bastante chic donde también puedes tomar deliciosos cócteles en un ambiente increíble. Ideal para ir en pareja. Romántico, iluminado por luces indirectas y por velas y en un emplazamiento increíble, un callejón enfrente del cementerio Greyfriars. Semiescondido, hay que bajar unas escaleras (de ahí su nombre) y acceder a este local excavado en la roca de la vieja y clausurada ciudad.

Dragonfly y Under the stairs
Dragonfly y Under the stairs
  • Lo malo del alcohol es que invita a hacer tonterías. Y no se me ocurre mayor estupidez que poner pie en un cementerio en noche de tormenta… Corro detrás de mis etílicos amigos y veo como abren la verja y se pierden entre las sombras y las lápidas. ¡Maldita sea, no me dejéis aquí solo!.

El cementerio Greyfriars es famoso en la ciudad y en todo el mundo por ser uno de los más encantados del planeta. Está situado en pleno centro y rodeado de casas, y cada día cientos de personas lo visitan en alguno de los recorridos de fantasmas o tours guiados. Pero debemos huir de esa masificación y pasear tranquilamente o incluso tomar asiento y leer un libro que nos inspire, como hacía Mary Shelley (creadora de Frankenstein) o J. K. Rowling (Harry Potter).

Cementerio Greyfriars
Cementerio Greyfriars

-El poltergeist de George McKenzie es mundialmente conocido por ser muy agresivo con los que visitan la zona del mausoleo donde fue enterrado.

En 1679 unos mil doscientos Covenanters (seguidores de un movimiento religioso presbiteriano) fueron encarcelados en este cementerio antes de ser ahorcados en Grassmarket o deportados. Un monumento de piedra conmemora su sufrimiento, cuyo principal responsable es George McKenzie (The bloody), el abogado fiscal enterrado en el Mausoleo Negro. A su fantasma le culpan de todos los poltergeist que suceden aquí. Los empujones, arañazos y pisotones a turistas fueron tantos que el ayuntamiento llegó a cerrar temporalmente la tumba del abogado y a cancelar los recorridos guiados, pero los ataques y accidentes extraños han continuado hasta hoy. También hay muchos casos registrados de asesinatos dentro del recinto en los últimos cien años, ¿será debido a extrañas posesiones?.

-La historia del perrito Bobby es mucho menos macabra. De hecho es toda una prueba de lealtad y amistad.

A mediados del siglo XIX John Gray decide instalarse en la ciudad y empieza a trabajar como sereno dentro del cuerpo de policía de Edimburgo. Su perrito Bobby (un joven terrier de color grisáceo) le acompaña cada noche en su pesadas rondas recorriendo las calles del centro y aguantando estoicamente la climatología. Después de tres años a su lado, John muere debido a una tuberculosis y es enterrado en el cementerio Greyfriars.

Bobby ya nunca abandonariá la lápida de su amo. De hecho sólo se ausentaba del cementerio para ir a buscar comida, la cual era proporcionada por los vecinos del lugar y por el dueño del antiguo pub que hoy en día lleva su nombre y que está a escasos metros de la verja del camposanto. Nadie jamás pudo retenerlo ni darle cobijo ya que el terrier se escapaba y siempre volvía a hacer guardia sobre la lápida de su amo.

Pasaron los años y Bobby murió, no muy lejos de allí, hay quien dice que incluso sobre la tumba de John Gray. Y un año después la Baronesa Coutts hizo esculpir una estatua y una fuente en homenaje a Bobby. En la inscripción dice: “Greyfriars Bobby murió el 14 de Enero de 1872, a los dieciséis años. Su lealtad y devoción son una lección para todos nosotros”.

Bobby
Bobby
  •  Salimos de Greyfriars apresuradamente después de haber oído unos golpes secos en los muros del mausoleo negro. Ya está bién de sobresaltos, ha dejado de llover, las nubes dan paso al cielo estrellado y nos apetece tomar la penúltima copa antes de acabar la noche en un club.

The Banshee Labyrinth es según dicen el bar mas embrujado de la ciudad. La verdad es que no sé si darle credibilidad o no, pero lo que si puedo asegurar es que los cócteles con terroríficos nombres que te ofrecen en la barra te harán ver monstruos de cuatro cabezas. Aquí se dan cita todo tipo de personajes, amantes de lo macabro y lo gótico entre semana, y jóvenes universitarios con ganas de perder la cabeza los fines de semana. Se encuentra en otra de las lúgubres criptas de Edimburgo (Edinburgh Vaults), que como ya he comentado son cámaras subterráneas, oscuras y frías, que se convirtieron hace siglos en el hogar de los ciudadanos más pobres e indeseables de la ciudad. Uno de esos es conocido por los vecinos como “The Banshee”, alma en pena a la que los trabajadores del local han oído alguna que otra vez gritar. El ambiente está cargado aquí, la sensación en cualquiera de sus numerosas salas interiores y laberínticos pasillos es de no estar sólo. Sujeta tu copa, puede salir volando…

Otra opción para tomar la penúltima es Frankenstein Pub. Música de los ochenta y los noventa en un edificio eclesiástico que ahora ha sido reconvertido en bar. La idea de reconvertir esta antigua iglesia en lugar de culto a la cerveza no se si es muy acertada, pero la ambientación gótica es increíble y la situación es genial, George IV Bridge (entre Grassmarket y Cowgate Street, no lejos de la Royal Mile). Nota: no olvides ir antes de la medianoche, ya que es cuando la criatura cobra vida, literalmente…

The Banshee y Frankenstein Pub
The Banshee y Frankenstein Pub
  • Es hora de despedir esta noche sin fin por todo lo alto, y para ello tenemos dos opciones: Opium o Sneaky Pete´s (ambos en Cowgate Street)

Finalmente nos decantamos por Opium, donde he pasado las mejores noches en esta ciudad. Rock and roll, eso es lo que encontrarás en este antro, más refinado en su planta baja que escaleras arriba. Ahí arriba todo se vuelve salvaje. El público es variopinto: rockers, metaleros, góticos, pijos, y jóvenes luciendo orgullosos su kilt escocés. Todo el mundo es bienvenido aquí, solo respeta y serás respetado.

Por su parte Sneaky Pete´s ofrece un ambiente mas electrónico, con público de mirada perdida y pies agitados. Es vecino del anterior, puerta con puerta, y se llena los fines de semana. A la hora del cierre su puerta principal parece un casting de “The Walking Dead”. A buen entendedor…

  •  Son las 3:30 AM, hora de ir a dormir. Me despido de mis amigos y agotado y muerto de frío busco algunas libras en la cartera.

-La opción económica es el Youth Hostel Budget Backpackers. Buena relación calidad precio, puedes reservar habitación compartida con otros 4, 6 o 12 compañeros. Bien situado, en el centro de TODO.

-La opción media es el Hotel Ibis Edinburgh Centre South Bridge, ofrece alojamiento céntrico a 5 minutos a pie de la estación de tren de Waverley, en el centro histórico. Este hotel Ibis alberga un bar restaurante y ofrece conexión Wi-Fi gratuita. Es una gran opción si se reserva con tiempo, buena relación calidad-precio.

-La opción cara es alojarte en el moderno Hotel G&V o en el clásico y lujoso Balmoral.

El G&V Royal Mile Hotel Edinburgh ofrece habitaciones boutique, un diseño icónico y un elegante bar de cócteles, además de spa. Está situado en la Royal Mile, en pleno centro histórico de Edimburgo. Las habitaciones son de categoría 5 estrellas y disponen de conexión WiFi gratuita, cafetera Nespresso, soporte para iPod y un baño elegante con decoración de diseño de lujo. El galardonado restaurante Cucina sirve platos italianos contemporáneos. La impresionante bodega ofrece vinos excelentes y poco comunes, mientras que el sofisticado bar G&V sirve cócteles creativos en copas exclusivas preparados con licores de calidad.

El Balmoral es simplemente el más lujoso de la ciudad, caro y excepcionalmente situado, justo al lado de la estación Waverley. Lo tiene todo. Poco mas que añadir.

Hotel Balmoral
Hotel Balmoral
  • Mi noche llega a su fín, las calles están solitarias y la tormenta hace rato que se alejó hacia el norte. Aprieto el paso. Para llegar a mi hotel paso por delante del cementerio de Old Calton. La niebla que suele cubrir la ciudad en las horas próximas a la madrugada hace acto de presencia. La espesa blancura que me rodea no impide ver cómo dos tipos salen a hurtadillas del camposanto.

Parecen nerviosos, miran a un lado y a otro de la calle, pero no logran verme. Vuelven tras sus pasos y les veo cargar con un bulto, parece pesado. ¿Qué diablos llevan ahí?.

Por un momento la lucidez vuelve a mí, ¡no debí tomar tantos cócteles!. Me doy cuenta de que esos dos están cargando con un cadáver, como ya hicieran en el pasado Burke y Hare. No sé si estoy en lo cierto o no, pero no pienso arriesgarme a averiguarlo…

William Burke y William Hare, fueron dos personajes que comenzaron a hacer dinero profanando tumbas para vender partes de los cuerpos a la facultad de Medicina de Edimburgo, pero que terminaron “produciendo” sus propios muertos cuando les prohibieron acceder a los cementerios locales por la noche.

Los ladrones de tumbas Burke y Hare
Los ladrones de tumbas Burke y Hare

Esto ya es demasiado, les doy esquinazo y por fin llego al hotel. Subo a la habitación, me tumbo en la cama, y me siento aliviado. He sobrevivido a la noche de Edimburgo.

Rincones de Edimburgo
Rincones donde mejor no perderse, o si…
  • Y  de propina:

Voodoo Rooms: el club-bar-restaurante mas completo de la ciudad, de decoración barroca, con una increíble programación de música en directo. Mezcla de ambientes y de público, aunque en su mayoría mayores de treinta con ganas de pasarlo bien. Un sitio canalla canalla.

The Dirty Dick´s: situado en la famosa Rose Street (New Town), no hay lugar mejor en toda la ciudad para degustar el típico plato de fish and chips y unas cervezas típicas escocesas. Un lugar con un aroma especial, merece la pena conocerlo. No te pierdas la saturada decoración que inunda las paredes y el techo.

Vista exterior e interior de Voodo Rooms, y salón comedor de Dirty Dick´s
Vista exterior e interior de Voodo Rooms, y salón comedor de Dirty Dick´s

Si te has quedado con ganas de más y te apetece hacer un típico recorrido guiado por la ciudad te recomiendo dos: uno en español y con proyecciones audiovisuales por las calles de la empresa española Viajar por Escocia, y el más premiado y clásico operado por Mercat tours (donde visitarás  las Bóvedas subterráneas de Blair Street, bajo South Bridge, consideradas el lugar más embrujado del Reino Unido).

http://www.viajarporescocia.com/tour-fantasmas-edimburgo.html

Ghost Tour bajo South Bridge
Ghost Tour bajo South Bridge

                                                                     .  .  .  .

Ya por la mañana mientras el blogo se eleva sobre la agujas de la ciudad llegan a mí de nuevo los ecos de una gaita sonando en alguna calle remota. Parece como si la ciudad me diera una bonita despedida, aunque yo la siento más como un Hasta pronto

Mapa de la ciudad
Mapa de la ciudad
Anuncios

Nueva Orleans

El blogo sobrevuela el Golfo de México, es noche cerrada, un ligero golpe de viento me impulsa sobre el Río Misisipi. Diviso a lo lejos un gran número de luces entre tanta oscuridad, según me acerco la música y alboroto se elevan hasta mí, no hay duda: Nueva Orleans.

Nueva Orleans es la ciudad más grande del estado de Louisiana, en el sur de los Estados Unidos. Tiene una población de 400.000 habitantes y durante el Mardi Grass, su famoso carnaval, llega a alcanzar casi los 900.000.

209429-mardi-gras-celebrations-new-orleans
Mardi Grass

Nola, como la conocen los locales, es una ciudad canalla, siempre luminosa pero también con rincones muy oscuros. Es la ciudad del pecado, y aquí te detallo el por qué:

  • Soberbia: es la ciudad que vio nacer el Jazz, Louis Armstrong fue su Mesías, cada día hay cientos de bandas tocando en directo por las calles, y presumen de ello, naturalmente.
  • Lujuria: el alcohol y los distintos espectáculos eróticos repartidos por Bourbon Street me dan la razón, y muchos están abiertos las 24 horas.
  • Gula: no conozco ciudad en Estados Unidos donde se coma tan bien y tan barato, aquí el sentarse a la mesa es un ritual, cuentan con un marisco increible y la oferta es brutal. Puedes disfrutar de un simple Po´boy (bocadillo de marisco o carne muy especiado) o de un atracón de Cangrejos de concha blanda fritos en un bonito restaurante donde seguramente te obliguen a llevar chaqueta.
  • Avaricia: la riqueza está por todas partes, encontrarás miles y miles de collares (de plástico y colores llamativos) colgados de árboles y farolas. ¿El motivo? Los lanzan en carnaval desde las carrozas y el resto del año desde los famosos balcones del French Quarter.
  • Envidia: odio a todos esos músicos y artistas que se ganan la vida haciendo lo que les gusta en un decorado como ese. Nola es bohemia y hipster hasta decir basta.
  • Ira: desafortunadamente los huracanes azotan la ciudad cada cierto tiempo, el último gordo fue Katrina, y destrozó gran parte de los suburbios. La ciudad aun no se ha recuperado.
  • Pereza: o resaca, según lo mires, los famosos cócteles “Hurricane” y “The Sazerac” entre muchos otros, y el calor del sur del estado del Misisipi hacen que la gente se mueva mas lentamente, mas relajada. Esto no es Nueva York. Aquí no hay estrés.
Oyster bar, Burbon Restaurant, New Orleans, Lousiana
Ostras en restaurante de calle Bourbon

Pero no todo es luz y neones, también la oscuridad es fuerte y cuenta con raíces profundas en esta ciudad.

La esclavitud en el pasado dejó marcada la ciudad, y el Vudú y la brujería aún hoy sobreviven, es algo de lo que nadie habla pero está ahí. Encontrarás tiendas especializadas en estos cultos y a muchas seguidoras de Marie Laveau (la reina de la santería) repartidas en puestos callejeros donde te leerán las cartas o rociarán con algún ungüento para protegerte del mal de ojo.

Por otro lado, Nola es conocida por ser la ciudad con más fantasmas del país. No dejes de visitar el famoso Jean Lafittes, es el bar más antiguo de Estados Unidos y dicen que también el mas embrujado…, desde luego su piano-man es insuperable.

jean lafitte
Jean Lafitte Bar

La gente es amigable, hay ambiente las 24 horas, la arquitectura de influencia española y francesa es única y tiene un gran encanto, los pantanos que rodean la ciudad están atestados de caimanes, los barcos de vapor aún hoy atracan en el muelle y descargan toneladas de mercancías para comerciar, los cementerios son una de las mayores atracciones para visitar, los tranvías por un módico precio te llevarán de punta a punta…no querrás irte, todo esto y mucho más es Nueva Orleans.

brass-band-new-orleans_6877_600x450
Banda de jazz

 

Diez direcciones imprescindibles de Nueva Orleans:

  1. Red Fish http://www.redfishgrill.com: no se si es el mejor, pero yo nunca falto a comer su marisco y a cualquier hora, sus ostras a la barbacoa no tienen rival.
  2. Spotted cat Music bar http://www.spottedcatmusicclub.com: uno de mis favoritos, gran club de jazz con bandas en vivo cada noche y un gran ambiente.
  3. Napoleon House http://www.napoleonhouse.com: ¿hay algún bar-restaurante con mas encanto que este? No lo creo. Ah, por cierto, el Sr. Bonaparte estuvo alojado en las plantas superiores durante su exilio.
  4. Catedral de St. Louis http://www.stlouiscathedral.org: la catedral mas antigua del país, destaca por sus tres torres acabadas en punta y por la misteriosa sombra de Jesucristo en su fachada.
  5. Parque y Plaza Jackson: en honor al famoso general americano, el parque es precioso y la plaza está llena de artistas callejeros.
  6. The Dungeon: Shhh, que quede entre tu yo, este bar es secreto y no permiten fotografías en su interior. Rock and roll, ambiente tenebroso, y las camareras tatuadas mas simpáticas de la ciudad.
  7. Cementerio Nº1: hay visitas guiadas diarias para ver la tumba de Marie Laveau y la que acogerá (espero que dentro de muchos años) los restos del famoso actor Nicolas Cage.
  8. Sobou: situado en el hotel W New Orleans. ¿Te atreves a comer salchicha de caimán?
  9. Parque Louis Armstrong: ideal para dar un paseo tranquilo lejos del bullicio de la calle Bourbon
  10. French Marquet http://www.frenchmarket.org: un mercado del siglo 18, centro neurálgico del comercio entre América y Europa en el pasado. Encontrarás souvenirs y comida típica.
St. Louis Cathedral & Jackson Square - New Orleans, Louisiana - May 18, 2011
Catedral y Jackson Square

 

IMG_0768
St. Louis Cathedral

 

nola collage

Me despido con un vídeo de la gran Meschiya Lake, grabado una noche cualquiera en The Spotted Cat: